Venezuela debate venta de carros en dólares en medio de un control cambiario

La factura de compra estará expresada en dólares a la tasa Simadi del día hábil anterior a la fecha de su emisión, el pago del vehículo será por transferencia a una cuenta en dólares en el exterior.

Venezuela debate venta de carros en dólares en medio de un control cambiarioLuego de un encuentro sostenido entre el Ejecutivo y la empresa se estima que Ford Motors de Venezuela reinicie su producción normal entre los meses julio y agosto. Crédito: Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) Aunque no hay una información oficial, recientemente se conoció que el Gobierno Nacional y la empresa Ford Motors de Venezuela acordaron la venta de carros en dólares buscando aliviar la escasez de divisas, situación que ha mantenido parcialmente paralizada la planta.

El diario El Universal publicó las declaraciones de Gilberto Troya, jefe del sindicato de Ford, indicando que “las ventas de automóviles estarán en dólares”, al parecer este acuerdo se suscitó el pasado 28 de abril.

Venezuela tiene un control de cambio desde hace años y las tasas en las que está disponible el dolar, además del paralelo.

Luego de conocerse esta información los empleados hicieron una petición pública exigen recibir el salario correspondiente en dólares, alegando que “la venta en dólares generará mayor ganancia para la Ford Motors” y que su petición la realizan “de acuerdo al principio de distribución de la riqueza”.

Esta sería la primera vez, en más de diez años, que las ensambladoras y concesionarios venezolanos venderán los vehículos en dólares para reactivar la producción automotriz. 

Vale recordar que a inicios del mes de mayo el ministro de Industrias, José David Cabello Rondón, sostuvo una reunión de trabajo con representantes de la empresa automotriz ubicada en la ciudad de Valencia, estado Carabobo, donde evaluaron los avances de los acuerdos suscritos entre la corporación y el Ejecutivo Nacional. Ese encuentro dejó como resultado que el presidente de Ford Motors de Venezuela, Héctor Pérez, estimara el reinicio normal de la producción entre los meses julio y agosto.

Aunque la información se maneja de forma extraoficial el presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustrias), Eduardo Garmendia, fijó posición al respecto, explicando que “los compradores van a ir a los concesionarios y van a pagar en divisas, los concesionarios van a entregar esas divisas a las ensambladoras, y éstas van a pagar las materias primas necesarias para las importaciones de las partes y piezas que necesitan”, así fue publicada por la agencia de noticias EFE.

Dijo que la venta de vehículos en dólares se realizará a la tasa Simadi del día anterior y los compradores deberán justificar la tenencia de las divisas, para evitar el blanqueo de capitales. Esta medida estimulará la producción de unas 20.000 unidades para una industria que tiene una capacidad que supera los 200.000, y está restringida para cierto tipo de vehículos, dijo Garmendia.

El sector automotriz venezolano en los últimos años ha atravesado estrepitosa caída en su producción, pasó de fabricar 171.715 vehículos en 2006 a unos 19.759 en 2014, según las cifras de la Cámara Venezolana Automotriz (Cavenez), este “desplome” ha sido atribuido a los problemas en la asignación de divisas.

Las unidades que se ensamblarán bajo este esquema son: Ecosport XLT 4×2 AT, PVP Justo USD: 36.918,90; Explorer Limited, PVP Justo USD: 68.867, 78.; F250 Lariat Cab Doble PVP Justo USD: 64.400,00; F350 Súper Duty 4×2, PVP Justo USD: 44.802,24; F350 Súper Duty 4×4, PVP Justo USD: 46.900,00; y Cargo 1.721 Chasis Largo, PVP Justo USD:70.001,12.

La factura de compra estará expresada en dólares a la tasa Simadi del día hábil anterior a la fecha de su emisión, el pago del vehículo será por transferencia a una cuenta en dólares en el exterior, especificando el nombre del comprador y señas del vehículo

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Consumidores (Anauco), Roberto León, desestimó la medida calificándola de complicada, “los venezolanos no tienen acceso a comprar divisas y en consecuencia termina siendo difícil comprar un vehículo en dólares”.

“Muy fácil es establecer un precio en dólares, lo difícil es que el ciudadano venezolano que no tiene acceso a las divisas pueda pagar en dólares”, publicó EFE.

Según León, esto “quedaría únicamente para una elite de venezolanos que tienen cuentas en el extranjero, que tienen ingresos en moneda extranjera y que se podrían dar este lujo de comprar un vehículo en dólares”.