Veppex: “No queremos dirigir la oposición a control remoto”

Es importante que los venezolanos podamos reflexionar con respecto a este punto y dejemos la competencia para ver quien está sufriendo más o quien está sufriendo menos, cuando la gran realidad es que todos estamos sufriendo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Cualquier motivo los llevó a salir del país… Pero no por ello dejan de ser venezolanos, no por ello dejan de sentir la patria y de emitir comentarios cuando algo les parece bien o mal.

Sin embargo, de un tiempo para acá, esto no tiene el visto bueno de muchos y menos para los afectos al actual gobierno que lleva las riendas de un país devastado por las desacertadas decisiones que emanan de quien lidera el proceso revolucionario, el heredero de Hugo Chávez, Nicolás Maduro.

Por tal razón, los venezolanos exiliados hoy muestran su preocupación y sostienen que es preciso recordar que una buena parte de los que “vivimos afuera estamos por persecución política y no por comodidad”.

“Resulta muy difícil comenzar desde cero en un país con la nostalgia de la destrucción de la propia patria que nos vio nacer”, sostiene en un mensaje el perseguido político José Antonio Colina, donde además invita a la reflexión y no a la competencia entre venezolanos para ver quien sufre más o quien sufre menos, si los que se quedaron, a los que por distintas razones tuvieron que empacar y marcharse.

Desde hace algún tiempo me viene llamando poderosamente la atención la forma tan agresiva como nuestros connacionales que viven en el país, casi que de la misma forma que el régimen lo hace se molestan cuando los venezolanos que vivimos en el exilio por diversas razones emiten algún tipo de opinión o análisis con respecto a Venezuela, pareciera que por el hecho de vivir afuera se pierda la nacionalidad.

Pero es mucho más preocupante cuando los que vienen saliendo al exterior se hacen eco de esas afirmaciones que no tienen ningún sentido.

Los venezolanos no dejamos de serlo porque no vivamos en el país y es preciso recordar que una buena parte de los que vivimos afuera estamos por persecución política y no por comodidad. Es muy lamentable cuando se quiere jerarquizar quien sufre más si el que está adentro o el que esta fuera, cuando la realidad es que ambos sufren pero en diferentes circunstancias.

Sufre mucho el que vive en Venezuela y tiene que hacer largas colas para conseguir alimentos, igual sufre el que viviendo en otras latitudes o no tiene lo suficiente para comer o no puede ayudar a sus familiares dentro de Venezuela para que consigan alimentos. Es muy doloroso al que pierde un ser querido a manos de la delincuencia, como lo es para el que vive afuera y se le muere un familiar en Venezuela y no puede regresar a enterrarlo.

Es agobiante vivir bajo la incertidumbre de la inseguridad y el temor a perder un ser querido, como lo resulta vivir en el extranjero y tener más de 13 años sin ver a padres, madres y hermanos. Resulta muy difícil comenzar desde cero en un país con la nostalgia de la destrucción de la propia patria que nos vio nacer.

En fin existen tantas situaciones que resultan muy negativas y dolorosas tanto para el que se queda en Venezuela como para el que se va, a la final es una sola patria, es un solo sentimiento.

Es importante que los venezolanos podamos reflexionar con respecto a este punto y dejemos la competencia para ver quien está sufriendo más o quien está sufriendo menos, cuando la gran realidad es que todos estamos sufriendo.

Cuando los que estamos afuera nos expresamos, no lo hacemos porque queremos dirigir a la oposición a control remoto, ni tampoco como muchos irresponsables lo sugieren, porque queremos que la gente salga a matarse en las calles mientras lo vemos por televisión. Lo hacemos con la convicción de que ansiamos un cambio que nos permita regresar a la patria que nos ha sido extrañada, para poder ver a nuestros seres queridos, visitar nuestros muertos y reencontrarnos con nuestro gentilicio. Los Venezolanos de bien que nos encontramos fuera del país (exiliados) no somos venezolanos de segunda, simplemente somos venezolanos que anhelamos hacer el viaje de vuelta a la patria.

Categoría: Venezuela | Claves: José Antonio Colina