No se violaron DD HH en las deportaciones, dice Vielma Mora

La frontera está cerrada desde el pasado jueves en el puente internacional Simón Bolívar, que comunica a las ciudades de Cúcuta con San Antonio del Táchira.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. EFE) José Vielma Mora, gobernador del estado venezolano de Táchira, cuya frontera con Colombia está cerrada desde hace ocho días, dijo hoy que las deportaciones de colombianos que habitaban de manera ilegal en la zona concluyeron sin que se haya producido “ninguna violación de los derechos humanos”.

En declaraciones a la televisión estatal VTV, el gobernador indicó que continúan, sin embargo, las acciones contra el contrabando y el crimen organizado en la zona.

“No hay ninguna violación de los derechos humanos, no tenemos ningún herido, fallecido, nadie golpeado, torturado, humillado. Todo ha sido bajo el espíritu voluntario de los derechos humanos”, aseguró.

Vielma Mora acusó a la prensa colombiana de estarse “aprovechando para engañar al pueblo y crear toda una distorsión en la información internacional”.

Asimismo, afirmó que medios de comunicación de Colombia cruzaron el río Táchira y llegaron a la franja de seguridad de Venezuela para tomar imágenes “en una violación flagrante a nuestro territorio y a la posibilidad de defensa de nuestra nación”.

La frontera está cerrada desde el pasado jueves en el puente internacional Simón Bolívar, que comunica a las ciudades de Cúcuta (Colombia) con San Antonio del Táchira (Venezuela) por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, como parte de una campaña contra el contrabando y supuestos paramilitares.

Esa medida fue tomada después de un ataque de presuntos contrabandistas contra militares de ese país que dejó tres uniformados y un civil heridos y fue complementada el pasado viernes con la declaración del estado de excepción en seis municipios.

En su cuenta de la red social Twitter, el gobernador del Táchira aseveró que, con el cierre de la frontera, Venezuela se ahorra un millón de litros de combustible diarios.

Señaló que 40.000 vehículos cruzaban cada día el puente que une la ciudad colombiana de Cúcuta con la venezolana de San Antonio “para abastecerse de combustible y alimentos” y que en la localidad colombiana 20 litros de gasolina cuestan 14.000 bolívares, mientras que en Venezuela la misma cantidad no supera los 3 bolívares.

Además, en la misma red social aseguró que la tradicional harina para hacer arepas, uno de los ingredientes básicos de la cocina venezolana, cuesta en Cúcuta 650 bolívares frente a los 19 a los que se vende en el país vecino.

Al menos un millar de colombianos que habitaba de forma ilegal -muchos de ellos desde hace varios años- en la zona fronteriza han sido deportados en los últimos días hacia Cúcuta, de acuerdo con datos de Migración de Colombia.

Otros 4.260 colombianos han abandonado Venezuela por temor a correr la misma suerte de sus compatriotas, según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Maduro aseguró hoy que no abrirá la frontera con Colombia hasta que se “prohíba” en ese país la venta de productos venezolanos de contrabando y que se impida que “se ataque al bolívar” en Cúcuta y en el resto del territorio.

En una intervención durante una asamblea de mujeres en Caracas, Maduro instó al Gobierno de Colombia a que “se ponga las pilas y vaya a proteger de paramilitares, de contrabandistas, al pueblo del norte de Santander y de Cúcuta”.

Categoría: Venezuela | Claves: Frontera con Colombia