Violó y mató a su pareja y a sus tres hijastros en Zulia

El hecho se registró la noche del domingo en la calle 33 del sector Altos de Milagro Norte, de Maracaibo, pero los vecinos se enteraron de lo sucedido a las 11:00 am del lunes.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Manuel Espinoza fue apodado como el “Monstruo de Santa Rosa”. Crédito: Versión Final.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Greily Carolina Ortega (25) y sus tres hijos, Miguel Ortega (9), Yusbeily Hernández (7) y Manuel Hernández (8) fueron asesinados a golpes y por asfixia mecánica por Manuel Alejandro Espinoza, de 27 años, pareja de Ortega.

De acuerdo con el diario Versión Final, Espinoza torturó a sus víctimas, las estranguló con sábanas y toallas y abusó sexualmente de ellas. Solo su pequeña hija de siete meses sobrevivió.

El hecho se registró la noche del domingo en la calle 33 del sector Altos de Milagro Norte, de Maracaibo, pero los vecinos se enteraron de lo sucedido a las 11:00 am del lunes.

Tras oír el llanto de la bebé, uno de los niños que jugaba en el lugar se saltó la cerca de zinc de vivienda y al asomarse por la ventana presenció la escena.

El menor avisó a los vecinos, quienes al entrar a la residencia encontraron a Ortega tirada en el suelo y a los tres niños en las camas. A la niña la hallaron boca arriba tapada con una sábana, y a los niños, boca abajo sin ropa interior. Todos con signos de violencia.

“EL MONSTRUO DE SANTA ROSA”, UN “GALÁN DE BARRIO”

El porte de “galán de barrio” es la única referencia que los vecinos tienen de Manuel Espinoza, quien fue apodado de inmediato como el “Monstruo de Santa Rosa”. Tenía un año viviendo en el sector con la mujer a quien mató y, además, sostenía otra relación con una mujer con la que tiene dos hijos, reseña el diario zuliano en su versión web.

Funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia se desplegaron para buscar al sujeto, incluso en la calle 5 del sector 18 de Octubre, lugar de residencia de su otra pareja, pero no lo consiguieron.

Una de las evidencias recabadas por los efectivos fue una fotocopia de la cédula del asesino. Las autoridades pudieron verificar a través de su sistema que el hombre está solicitado por porte ilícito de arma de fuego por el Cicpc subdelegación Valera, de donde es oriundo.

La policía científica maneja el móvil pasional. Al respecto, los residentes del sector sugieren que el motivo del suceso pudo ser la pelea que Espinoza sostuvo con su mujer, conocida cariñosamente como “La Greña”, cuando ambos, supuestamente, compartían unas cervezas en el bar La Terraza, la medianoche del domingo.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos Zulia