Visita de Gallagher demuestra la “preocupación en la Iglesia” por Venezuela

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela, Redacción Sumarum) – El analista internacional Edmundo González, indicó desde un comunicado de prensa de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que la llegada del secretario para Relaciones con los Estados del Vaticano monseñor Paul Gallagher, es por la preocupación que tienen desde la Iglesia católica liderada por el papa Francisco.

Según González, lo que buscan con las visitas de voceros del vaticano es ayudar a crear un clima de reconciliación en países que están en este grado de polarización, “como el que tiene Venezuela”.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO COMPLETO:

La visita que realizará a partir del 24 de mayo el secretario para las Relaciones con los Estados del Vaticano, monseñor Paul Gallagher, se inscribe “dentro de la creciente preocupación” de la Iglesia Católica y del papa Francisco por la crisis que sufre Venezuela, señaló el analista internacional Edmundo González.

“Esta visita no viene sino a ratificar la enorme preocupación que tiene la Iglesia Católica, que tiene el Vaticano y que tienen sus autoridades para tratar de poner una dosis de sensatez y evitar que esta crisis venezolana se desborde”, dijo el ex funcionario diplomático.

“El Vaticano tiene un enorme poder moral e influencia política en las relaciones internacionales”, señaló González al referirse el papel que puede desempeñar para ayudar a que los venezolanos encuentren una solución pacífica a la crisis.

“La diplomacia vaticana, que se caracteriza por trabajar de manera cautelosa, silenciosa y perseverante, lo que busca es ayudar a crear un clima de reconciliación en países que están en este grado de polarización, como el que tiene Venezuela”, indicó.

“Su estilo es muy particular, como lo demostró en el caso de la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, donde la Iglesia Católica jugo un papel clave para que se diera ese acercamiento”, recordó el analista.

LAS PRIMERAS SEÑALES

Aunque silenciosa, la diplomacia vaticana ha dado señales que demuestran que además de preocupada, también se está ocupando de la situación venezolana, y de manera más intensa en los últimos dos meses. La más sorprendente de estas fue la carta que el Papa envió al presidente Nicolás Maduro, noticia que trascendió el pasado 2 de mayo y cuyo propósito se conoció este domingo.

“Fue una carta en la que se pedía el diálogo para facilitar el encuentro entre gobierno y oposición. Intentaba dar respuesta a los problemas graves y reales, y creo que la única manera es que lo hagan juntos”, comentó ayer a la prensa el secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, quien fue Nuncio (representante diplomático del Vaticano) en Venezuela entre 2009 y 2013, cuando el Papa lo designó como su colaborador más cercano y responsable de las funciones políticas y diplomáticas de la Santa Sede.

La primera de estas recientes señales llegó el Domingo de Pascua, el 27 de marzo pasado, en el discurso “Urbi et orbi” (A la ciudad y al mundo), el más importante para la Iglesia, cuando el Papa abogó por el “diálogo y colaboración” entre los venezolanos y señaló la necesidad de impulsar “la cultura del encuentro, la justicia y el respeto recíproco, lo único que puede asegurar el bienestar espiritual y material de los ciudadanos”.

Francisco logró el milagro de que por primera vez desde su instalación el pasado 5 de enero, la Asamblea Nacional alcanzara un acuerdo por unanimidad, como lo fue la aprobación del exhorto papal en favor del diálogo y la paz en Venezuela.

POSIBLE MEDIACIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA

Otras señales importantes son el documento emitido por la Conferencia Episcopal Venezolana el pasado 27 de abril, donde se expone la complejidad de la situación venezolana, y el comunicado emitido este fin de semana por la Pontificia Comisión para América Latina, en el cual se habla “de una posible colaboración por parte de la Santa Sede o de una mediación que favorezca el diálogo entre el oficialismo y la oposición” en Venezuela.

“Aunque no existe todavía una mediación propiamente tal, con dos partes que se dirigen la palabra y una agenda sobre la mesa para desbloquear el peligroso impasse institucional, en todo caso esta voluntad por parte de la Iglesia ya fue manifestada públicamente por el Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, quien manifestó ´estar listo para colaborar con la paz´, del país y de querer contribuir al bien del pueblo venezolano´. Dicho mensaje fue presentado personalmente al vicepresidente Aristóbulo Istúriz, y para que no se malinterprete lo repitió luego en un comunicado oficial de la Nunciatura Apostólica en Caracas”, señaló textualmente la Comisión.

González destacó el papel que puede desempeñar Parolin en el caso venezolano, dado sus vínculos con nuestro país. “Se trata de una persona que vivió en Venezuela por varios años, que conoce de primera mano la realidad venezolana y que tiene sus propias fuentes de información”, comentó.
Consultado sobre la posibilidad de que la mediación de la Iglesia conduzca a una negociación entre la oposición y el Gobierno de Venezuela, el analista aseguró que “ese es el sentimiento mayoritario que uno percibe en la comunidad internacional: que se privilegie la búsqueda del dialogo y de soluciones prácticas a la crisis que vive Venezuela”.

El anuncio de la visita a Venezuela de Gallagher la hizo Parolin este domingo. Aunque informó que viene para la ordenación episcopal del nuevo nuncio en Congo, el venezolano Francisco Escalante Molina, señaló que también “podría ser la ocasión para cualquier diálogo”.




Categoría: Venezuela