Vladimir Villegas espera que del diálogo salga “ganando”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Globovision Noticias

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El periodista Vladimir Villegas, comentó que con la reunión que se realizó este domingo entre el Gobierno y la oposición en compañía del representante del Vaticano e invitados especiales, se encendió una luz de esperanza en el país.

Sin embargo, Villegas a través de su programa Vladimir a la 1, destacó que tras varios intentos fallidos en los procesos de diálogo, “esperemos que en esta ocasión sea diferente. Que veamos un diálogo sincero sobre todo productivo, útil, y del cual salga ganando Venezuela”.

A CONTINUACIÓN EL COMENTARIO COMPLETO

Ayer se encendió una luz de esperanza con esta reunión entre representantes de gobierno y oposición, bajo la mediación o la facilitación del representante personal del Papa Francisco, y el acompañamiento de los ex presidentes Rodríguez Zapatero, Fernández y Samper, actual secretario general de Unasur.

Es apenas un primer paso que se traduce en nuevas reuniones de trabajo y en la posibilidad concreta de que rápidamente surjan señales de buena voluntad, especialmente por parte del gobierno. Estas señales son indispensables para el éxito de un proceso de diálogo que ya ha tenido varias etapas fallidas. Esperemos que en esta ocasión sea diferente. Que veamos un diálogo sincero sobre todo productivo, útil, y del cual salga ganando Venezuela.

La oposición también tiene que dar señales concretas. Una de ellas abordar con serenidad y seguridad este diálogo. Sin caer en chantajes de ninguna especie. Sin hacerle concesiones al inmediatismo y mucho menos a posturas extremistas. Por ejemplo, la convocatoria a una marcha al Palacio de Miraflores agrega más pólvora a un ambiente social y político ya de por sí explosivo. Una cosa es que haya razones para la protesta y otra es colocar en vilo a un país que no quiere violencia, que ya está agotado de la confrontación estéril.

Es inevitable recordar lo que significó para la nación ese fatídico 11 de abril de 2002 . Sangre, muerte, confrontación. ¿Para qué tentar nuevamente ese demonio? ¿La idea de esa marcha nació de una discusión serena o fue producto de la emoción en una tarima ? El mejor antídoto para una repetición de lo que ya vivimos a comienzos de siglo, en ese doloroso abril, es un diálogo que dé resultados, que fortalezca la constitución como instrumento de resolución de nuestros conflictos, que haga florecer una institucionalidad marchitada por un ejercicio equivocado del poder. Un acuerdo político para dirimir nuestras diferencias con el concurso directo del soberano es lo que impone la racionalidad . No acciones desesperadas que coloquen a Venezuela a las puertas de una espiral de violencia, que pagaríamos a un costo muy alto .




Categoría: Venezuela | Claves: Vladimir Villegas