Voleibolista Francisco Soteldo espera por Cencoex para tratar su leucemia

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El jugador de voleibol venezolano, Francisco Soteldo, se encuentra desde hace 25 días en Milán, Italia, a la espera de que la Comisión Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) le apruebe las divisas que le permitan realizarse un transplante de médula.

De acuerdo con un artículo publicado en Contrapunto, el criollo no ha podido recibir su tratamiento y se encuentra preocupado porque se le acaba el tiempo y su cuadro se puede complicar.

“Yo no estoy pidiendo que me regalen las divisas, sólo que me las aprueben. Yo las voy a pagar”, expresó el atleta de voleibol al referido portal.

A principios de año, Soteldo fue diagnosticado con leucemia linfoide tipo aguda y desde entonces, ha luchado por mejorar su condición de salud.

“Empecé a hacer tratamiento de quimioterapia y gracias a Dios tuvimos buenos resultados en poco tiempo. El doctor nos dio la posibilidad de hacer el trasplante de médula en una clínica en Milán”, relató.

El voleibolista también reconoce que recibió el apoyo financiero del Banco Central de Venezuela (BCV) y el Instituto Nacional de Deportes mientras se encontraba en Venezuela, e incluso afirmó que representantes de éstas instituciones fueron los que plantearon la posibilidad de realizar el trasplante en el exterior.

“Nos dijeron que no habría problema por las divisas. Después de eso, nosotros tomamos esto como una opción (…) Nosotros llamamos y nos dijeron que no habría ningún problema por el tiempo, ya que eso se aprobaba rápido”, detalló.

Durante el pasado mes de noviembre, Soteldo viajó hasta la ciudad de Milán para someterse a la intervención. Comenzó por realizarse los exámenes previos al transplante, pero al ingresar a la página del Cencoex se percató que su solicitud había sido negada.

“Mi estatus es negado, hicimos una reconsideración y aún nada”, expresó Soteldo angustiado.

Al no contar con las divisas para pagar por su tratamiento, se detuvo el proceso previo a la cirugía: “Tengo una deuda en la clínica de 10.000 euros y no tengo cómo pagarla. No vinimos con muchos recursos económicos y nos estamos quedando cortos”.

“Necesito comunicarme con alguien que me ayude a resolver el problema. Yo no estoy pidiendo que me regalen divisas, sólo que me las aprueben. Yo las voy a pagar“.

Unas personas que conocieron en Italia le facilitaron la residencia al venezolano y a su hermana, que será su donante, mientras se resuelve la situación.




Categoría: Venezuela