Yulimar Rojas clasificó a la final del salto triple

La atleta criolla admitió que había tenido "molestias" al correr

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: REUTERS/Phil Noble

(Río de Janeiro, Brasil. AFP).- La venezolana Yulimar Rojas, clasificada este sábado para la final del triple salto de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016, admitió que se ve “con muchas posibilidades” de lograr una medalla.

Hasta ahora, el atletismo venezolano sólo ha podido conquistar un metal en una cita olímpica y fue en Helsinki-1952, cuando Arnoldo Devonish fue bronce, precisamente en el triple salto.

Ahora Yulimar Rojas, de apenas 20 años y campeona mundial bajo techo en el mes de marzo en Portland (Estados Unidos), podría romper esos 64 años de sequía.

“La final va a ser el día más esperado por mí desde que comencé el deporte. Estar en los Juegos Olímpicos era mi sueño. Sé que tengo muchas posibilidades de estar en el podio olímpico, lo he venido trabajando con mi entrenador, Iván Pedroso, para estar aquí y dar lo mejor de lo mejor”, comentó la joven promesa venezolana tras la ronda clasificatoria en el estadio Olímpico de Rio.

Yulimar Rojas, al contrario que otras favoritas como la colombiana Caterine Ibargüen (14,54 metros) o la kazaja Olga Rypakova (14,39), no se clasificó automáticamente superando la marca mínima de 14,30 metros.

La saltadora venezolana tuvo un mejor salto de 14,21 metros -los otros fueron discretos, de 13,79 y 12,89-, que le hizo entrar en la final como una de las repescadas, con el séptimo mejor resultado en esta ronda de las doce finalistas.

Rojas quedó por lo tanto muy lejos de su plusmarca de la temporada, los 15,02 metros que alcanzó en Madrid en junio. Ese resultado en España es el segundo mejor resultado de 2016, sólo superando por el 15,04 que sirvió a Ibargüen para ganar la reunión de apertura de la Liga de Diamante en Doha.

PULSO VECINAL

Crédito: REUTERS/Pawel Kopczynski

Ibargüen, campeona mundial en 2013 y 2015, además de gran dominadora de la prueba en el ciclo olímpico hacia Rio, es la gran adversaria de Yulimar Rojas.

“Para mí es un orgullo competir, que el área sudamericana esté presente a nivel mundial y tener a las dos mejores saltadoras del mundo actualmente. Soy muy joven, he logrado cosas muy rápidamente y estoy tranquila. El futuro viene mañana y saldrá bien”, confió.

Negó tener ningún problema personal con Ibargüen y dijo mantener una relación cordial con la gran estrella del atletismo latinoamericano.

“Ella es una buena persona, una tremenda competidora. Tenemos una buena relación, no hay nada por ahí raro. Mañana estaremos en una competición y veremos qué tal”, destacó.

Ante las altas expectativas generadas y las esperanzas de Venezuela de estrenar su medalla de Rio-2016 el domingo con el triple salto, Yulimar Rojas admitió sentir “un poco” el peso del país, pero prefirió enfocarlo como que “tu país está pendiente y apoyando”, por lo que no tiene “ninguna presión”.

Yulimar Rojas explicó que había tenido “molestias” al correr, sin querer precisar más ni darles mayor importancia, estimando que no iban a tener incidencia en la final.

“Ahorita estoy muy tranquila. Todo está en mí. Debo mejorar lo que debe mejorar y todo va a salir bien. Tenía molestias físicas que me impedían correr como quería. Ahora a hacer una buena final”, se propuso

El multicampeón cubano Iván Pedroso entrena a Yulimar Rojas y le ha insistido sobre todo en que no esté nerviosa y “mantenga la calma” en todo momento.

Yulimar Rojas fue la segunda venezolana en clasificarse para una final en el atletismo de Rio-2016, después de Rosa Rodríguez el viernes en el lanzamiento de martillo, donde las medallas se decidirán el lunes.