Zapatero habló con El Mundo de sus gestiones en Venezuela

"Debe haber una solución y trabajaré por encontrarla dentro de una posición de prudencia y diplomacia", dice ZP sobre la situación de los presos políticos venezolanos

Zapatero habló con El Mundo de sus gestiones en VenezuelaZP declarando desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, durante su estadía en Caracas. Créditos: Carlos Garcia Rawlins / Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – A José Luis Rodríguez Zapatero, conocido simplemente como ZP, y quien fuera presidente del Gobierno de España entre 2004 y 2011, los partidarios de la oposición venezolana no le veían con buenos ojos cuando vino invitado como “observador internacional” por el gobierno de Venezuela para los comicios legislativos del pasado 6 de diciembre.

Pero después del normal desenvolvimiento de la jornada, sus gestiones, y las revelaciones que hizo en una entrevista que concedió este sábado al diario español El Mundo, a ZP, seguramente, lo han de ver bajo una óptica menos rígida.

“(En Venezuela) tiene que haber una separación mucho más nítida entre la administración y las instituciones”, le dice de entrada a la periodista Rocío Galván al hablar sobre el informe que entregó a las autoridades venezolanas tras sus gestiones.

Esa idea es parte de una de sus dos sugerencias “políticas” al gobierno de Maduro: abogar por mayor equidad en el uso de los medios públicos en Venezuela, porque, logró observar, “se restringe muchísimo la presencia de la oposición”.

CASO LEOPOLDO LÓPEZ

Para ZP, el caso de Leopoldo López es “uno de los temas esenciales” para abrir el diálogo en Venezuela. De hecho, la liberación de los llamados presos políticos fue parte fundamental de la campaña opositora, que finalmente captó la mayoría calificada en la AN.

“Debe haber una solución y trabajaré por encontrarla dentro de una posición de prudencia y diplomacia. Una vez más, he comprobado que en la vida política las palabras cuentan. En Venezuela todos los actores políticos están pendientes de cada expresión y cada gesto. Todos somos conscientes de que allí las palabras están siempre inflamadas, por eso he pedido que se reduzca la pasión, para iniciar ese camino de diálogo, que es dificilísimo”, dice al respecto.

EL “IMPERIALISMO”

Zapatero también informa que ha tenido “algún contacto” con la administración de Barack Obama y, como no, se habló de las tensas relaciones entre Venezuela y el gigante del norte.

Estados Unidos está “muy interesado” en que haya un diálogo nacional en Venezuela, un tema del cual ZP ha hablado “en varias ocasiones” con representantes estadounidenses.

Aunque reconociendo que “la prudencia es buena consejera” y sobre este tema es preferible no soltar prenda, sí señala que estima “constructiva” la posición de EE UU hacia Venezuela.

“En Venezuela, el discurso del imperialismo está muy presente en todo y se trata de deshacer la tensión, algo en lo que la administración Obama está interesada”, sentencia.

ZP además tiene buenas palabras para Felipe González, un hombre que lucha desde todas las trincheras posibles por la liberación de los presos políticos en Venezuela. Especialmente por la liberación de Leopoldo López.

“‘Tienes que intentar fomentar un diálogo político y nacional’. Eso fue lo que me dijo Felipe González” antes de viajar a Caracas, indicó.

RELACIONES ESPAÑA – VENEZUELA

Al presidente Nicolás Maduro no le gustan las declaraciones de su homólogo español, Mariano Rajoy, sobre Venezuela. Eleva el tono. Le llama “basurita”. Sobre esto hablo también ZP con Maduro.

“Espero que no suceda de nuevo. Confío en que haya un clima de distensión. Le dije que ni el presidente Rajoy ni el Gobierno de España tienen ningún interés, más allá de las posiciones que mantengan o de los Derechos Humanos, en tener una situación de tensión con Venezuela. Creo sinceramente que Maduro me escuchó, pero vamos a comprobarlo. Es muy difícil desde nuestros parámetros y nuestra cultura política aproximarnos siquiera a entender algunas de las cosas que pasan en Venezuela. Allí las expresiones se extreman sin tener en cuenta que las palabras cuentan y que las formas son esenciales en democracia”.

Todo esto, claro está, siempre atendiendo a una máxima que ZP estima necesaria al hablar con gobiernos latinoamericanos si se es un político español: la prudencia y la diplomacia.

“Es fundamental entender que siempre que hablemos con Latinoamérica, y más desde España, hay que hacerlo desde el máximo respeto y no parecer que estamos haciendo ningún tipo de injerencia en la situación. Pienso que es un principio fundamental para poder ser útil”.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.